martes, 15 de diciembre de 2009

Y si amanece por fin

- ¿Tomas un café?- invite a Sandra a entrar en lo de mi vieja. La casa estaba vacía. Era raro, sin ese murmullo femenino persistente era demasiado grande, el eco recorría los ambientes de la planta baja jugando en cada mueble.
- ¿Cómo estas, Pablo?- preguntó Sandra.
- Bien... la verdad que bien. Creo que es lo que todos esperamos desde hace un año- me sorprendió la frialdad con la que hablaba de mi viejo. Algunas cosas que jamás me perdonaría.
- Si, tu vieja y mi vieja siguen hablando. Me enteré de lo que paso hace unos meses. Una verdadera tragedia.
- Si... nos tomó por sorpresa todo eso. Hicimos lo que pudimos.

Los memoriosos recordaran a Sandra como una chica que asesinó mi corazón hace mucho tiempo. Mantuve la mirada fija en sus ojos en cada momento de la charla. A mitad de la conversación, me di cuenta de algo. Sandra estaba muerta. Murió cuando apretó el botón del inodoro, dejando que cinco años de noviazgo se vayan por esa cañería. No era una mala mina, simplemente había dejado de querer. Aún así, yo la asesiné. La mate en vida.

- Vivimos a menos de una cuadra y no nos vemos nunca- y ella lo sabía.- Muy mal eso.
- Una locura, si.
- ¿Qué es una locura, Pablo?
- Encontrarnos cada 6 meses en el kiosko o en Drago esperando el tren.
- Y si, habría que hacer algo con eso- intentó una sonrisa.- Por lo menos, intenta saludarme cada vez que nos crucemos en la estación.
- Si- sonreí.
- En serio, deja de hacerte el boludo. Las mujeres nos damos cuenta de eso- se levantó y camino hasta la mesada. Ahí estaba yo, tomando mi café. Puso su mano en mi mejilla, sosteniéndola.
- Claro, vos ya sos una mujer- sentí una sonrisa estirarse hasta tocar la punta sus dedos en mi rostro. Nos dejamos de mirarnos ni un instante. Por suerte, para nosotros (para mí, para ella, para todos) los dos hicimos el movimiento para separar nuestros cuerpo a la vez. Claramente, la situación nos incomodaba pero la disfrutamos. Eso es lo único que recuerdo.- ¿Cómo estás vos, San? ¿Tus cosas?
- Me recibí- la carrera era Administración de Empresas.- Ahora estoy buscando trabajo, pero esta todo bien... Estuve laburando haciendo cosas chicas y ahorré bastante plata... Me fui a vivir sola, estoy alquilando en Coghlan.
- Cerca- me serví más café.- ¿Y Noelia, como anda?- recordé la cantidad de veces que fuimos a buscar a la hermanita de Sandra al jardín.
- No creo que la conozcas si la ves por la calle. También, ya es una mujer- terminó su taza.- ¿Necesitas algo? ¿Mas abrazos?
- Gracias, San, esta bien así.

Sandra se fue, regalándome un abrazo interminable mientras yo cerraba con doble llave la casa de mi vieja. Caminamos hasta Drago, ella se subió al andén que iba a Retiro, acortando camino por Roosevelt para entrar en Coghlan. Por mi parte, llegue a mi departamento, anestesiado por el velorio de mi viejo, por la charla con Sandra... Tanto, que tarde algunos segundos en darme cuenta que el teléfono no paraba de sonar. Esta vez, sí.

- ¿Hola?- casi gruñí.
- Hola, chico It.

Esta vez, sí. Era Victoria.

21 comentarios:

Hache dijo...

vaya vaya... sales de una para encontrar otra. aún me deja marcando ocupado lo de tu viejo.

salu2 Pablo.

Caracolito dijo...

¿en serio se dio todo con ese timing? copado

*Princesa Tibia* dijo...

Uffff, tremendo! Valiente además Victoria, yo no se si llamaría a un chico después de una situación como la de uds... quizás debería empezar a hacerlo :P

nat dijo...

entro en el momento justo no?

Penny Lane dijo...

Hubiera llamado unas horas antes, ya sent´´ia que regresabas con Sandy, aunque claro ya sabemos con quien te casas...

Cris dijo...

En el momento menos esperado, oir "la voz" nos devuelve el alma al cueerpo.

Bueno cuando es la fecha ?

mara dijo...

amague de Sandra...

Luciernaga dijo...

q genia q te llamó!!

Floripondia dijo...

quee momentos llenos de emoción a flor de piel hombre!

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Qué descaro esa Sandra... se fue a hacer la consoladora para aprovechar y franelearte un poco.

Perra...

AGUSTIN dijo...

No se por qué me parece que Victoria llamó en el momento exacto en el que uno que yo sé dejó sus penas de lado y empezó a fantasear con Noelia, la niñita a la que iba a buscar al jardín, y ahora era toda una mujer (nada, por joder, nomás)

Jules dijo...

Te llamó! Bien ahí, cumplió su palabra!
Podría haber sido en un momento mejor, pero bueno... al menos te habrá servido para despejarte un poco!

Galán de Barrio dijo...

llamó

qué lindo eso

Eli dijo...

Circunstancias justas.
Tenía que ser así :)

Soñé que posteabas que te habías casado Pab! xD jajaja

Flor dijo...

ahiaaaaaaaaaaa ♥♥♥ te llamo!!

jajaj, ok, acepto que me emocione(?). Bueno, cuando lei a Sandra MuchoTiempo pense WTF? pero me quede relax cuando vi que la diosa de Victoria te llamo :)

Bueno, dejo de jorderte Pablito

Besos!

Mecha dijo...

Lo que necesitabas para que te remendaran un poquito el corazón...

justblueyes.wordpress.com dijo...

Que cosa como en la vida las cosas pasan cuando tienen que pasar y punto. Y uno empecinado en que pasen antes o después, y nada.

Einath dijo...

Chanfles.! (?)
Tuve piel de gallina =P

Tengo que aprender a volver a enamorarme, yo también tengo un ...MuchoTiempo, reciéntemente abandonado.

Ojalá haya un chico IT :)
(apropósito, estoy leyendo el libro)

PLASTICO INEVITABLE dijo...

Genial como siempre, sabias?


saludos y Felices Fiestas

Mery Swanson dijo...

siempre hay alguien del pasado que revive en esos momentos tan especiales... besotess

Lolita y El Profesor dijo...

En momentos como ese, Don Pablo, una caricia, un pequeño detalle, un mimito... es lo que uno necesita.
Y ahí tiene, levantó el teléfono y...

El Profesor