martes, 15 de junio de 2010

Careless talk

- Son las dos de la mañana, Pablo- la voz de Victoria sonaba frustrada.
- Ya se, perdón.
- No podes estar en la calle a esta hora, habíamos quedado que no ibas a laburar así- “así” era la forma que Victoria utilizaba para llamarme “adicto al trabajo, enfermo, obsesivo”.
- Perdón.
- ¿Dónde estás?
- En Urquiza.
- Pablo... ¿Qué haces ahí? ¿A qué hora pensás llegar?
- Hoy a la mañana pase por lo de mi vieja, y me olvide el cargador de la notebook.
- O sea que vas a llegar a las 3 de la mañana.
- Dos y media, me tomo un taxi- hubo un silencio, un silencio “no lindo”.- Te quiero, Victoria. Y... perdón.
- Habíamos quedado que no ibas a laburar “así”, lo prometiste. Si hubiera sabido que iba a pasar esto, nunca te hubiera dejado aceptar la mina esa- se refería a Elizabeth Veterana.
- Perdón. Quiero que te acuestes, que duermas, vos mañana te despertás temprano.
- Y vos te despertas a las seis.
- Ya se...
- Y son las dos.
- Ya se...
- “Ya sé y perdón” son las palabras que mas veces te escuche decir en los últimos dos meses.
- También me escuchaste decir “te quiero”- otro silencio, un poco menos feo.
- Yo también te quiero- suspiró Victoria.- ¿Cenaste?
- No.
- Te hago un churrasco, apurate. Nos vamos a dormir, por lo menos tres horas de sueño. Es lo mínimo que podes hacer, dormir y dejarte de joder con el laburo- Victoria hizo una pausa, y un ruido con su boca, como explotando un poco de saliva en el paladar cuando algo no sale bien.- Te vuelvo a repetir: baja un cambio. O algo va a salir mal, no quiero tener que te pase nada.
- No me va a pasar nada, es el ritmo que elegí para mi vida, Vi.
- Te quiero, idiota.

Esta charla tuvo lugar los primeros días de mayo. Victoria tenía razón. Una semana después empezaron los dolores de cabeza. Algunos días mas tarde de la primer aguje de tejer atravesando mi ojo derecho, me di cuenta que Victoria tenái razón.

Nunca debí aceptar la oferta de Elizabeth Veterana.

9 comentarios:

AGUSTIN dijo...

ya no sos un pibe, querido!!!
consejo por conocimiento propio: cuidate la presión, comé sin sal.
cuídese y dele para adelante!!

Lola dijo...

ufffffff, cortala con la adiccion al laburo, victoria tiene razon!

Keima. dijo...

vicky tiene razón pablooo! por favooor! dejate esa boludez de laburar asi, a mi viejo le paso una re factura ser adicto al trabajo, y a mi auelo tambien, OJO

Mecha dijo...

Volviste con todo, Pablo!
Me distraje un poco y tuve que leer 3 entradas de corrido!


Ahhh... muero por saber qué te ofreció la Vete.

y Vick... yyy... tiene razón... del cuerpo te lo cobra, Pablo... a mi me lo está cobrando.

Maqui dijo...

un simple "te quiero,idiota" se lleva todas las angutias de ese momento...

yo la banco, larga la onda workaholic

Monstruo dijo...

"Adicción a las múltiples actividades" es lo que ésta escrito en el certificado de defunción de mi noviazgo. No seas boludo, dedicale más tiempo a Vi.
Ahora, lo de la aguja en el ojo ¿no será mucho? cuidate che.-

hormiga dijo...

Hola Pablo, hoy llegue a tu bloga través de otro, a través de otro. Me encata la honestidad con la que escribis. Me encanta tu blog.

Cami dijo...

jeje tipico. yo te mataria jajaja!!!
che porqe tantos titulos en ingles? :S
besots!

Jules dijo...

Yo soy workaholic! Que le vamos a hacer... pero me parece que es necesario tener alguien al lado que te diga que bajes un cambio. No implica que lo hagas, pero al menos te recuerda que tendrías que hacerlo!