martes, 30 de marzo de 2010

Interludio musical

La banda favorita de Sandra MuchoTiempo era Depeche Mode. Y en este recorrido incierto por los laberintos de mi memoria, ella traía música para escuchar y ahí nos quedabamos, escuchando, bailando, durmiendo. Algunos temas de Depeche Mode tienen esa onda “drama y melancolía” que te transportan a un estado de conciencia superior. No miento, el mejor ejercicio es escuchar un live de Enjoy the silence una noche lluviosa, con las luces de la calle entrando por la ventana.

Postales. La recuerdo bailando mientras yo la miraba desde el sofá, y ella caminaba hasta sentarse sobre mis piernas. La sonrisa en su rostro de bailarina, nuestra primera vez, mi primera vez, sus ojos marrones, su pelo negro brillante. Siempre tuve la sensación de qué cada canción de Depeche Mode se convertiría en pequeños himnos, postales de diferentes momentos con Sandra. No me equivoque.

Muchos años más tarde, Sandra MuchoTiempo me dejó, pero su música -ni idea por qué- se quedó.

Precisamente por eso, cuando en junio del año pasado internaron Sandra por un intento de suicidio mal concebido, fuí a mi casa, agarre 101, un viejo disc-man Sony, y le pedí al primer taxi que se cruzo en mi camino que me deje en la puerta de la clínica.

Una postal... su sonrisa cuando me vio entrar en la habitación.

Pedazos de una historia que pronto vendrá.

13 comentarios:

Daniel dijo...

Dah, no lo puedo creer, llegue primero en tu pletora de fans.

Es verdad eso q decis de Depeche, es mas hay un CD que la tapa (86-98 se llama), me hace acordar a cuando me iba de joda a Chichiloca que estaban en la costanera, no hacia mucho que habia llegado de la costa.
Pero esa cosas, sonidos y a veces imagenes te llevan la cabeza a cualquier lado. Punto para DM.

Besito Pablin.

Puto.

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Uh, qué cagada, boludo...

Rocket dijo...

Llegue de casualidad...
Que mal lo que paso con Sandra MuchoTiempo, pero si es "muchotiempo", es porque debe haber sido muy importante, sobre todo si elegiste de banda sonora de camino a la clínica, su banda favorita...

AGUSTIN dijo...

Voy a tener un día difícil. Definitivamente.
Pero bueno, uno no puede estar todos los días con onda.
No me gusta Depeche Mode, no me gusta Sandra muchotiempo, no me gustan los suicidios, pero menos, mucho menos, me gustan las cosas hechas por la mitad.
Mis respetos, Pablo!!!

Monchito dijo...

Claro, es genial eso de no apellidar a la gente, ayuda a no interiorizarse. Se nota que igual no pudiste y te quedo la marca de Sandra en la cama, o sofá

Jules dijo...

No te la puedo creer! Se quiso suicidar??? Por qué?

Lola dijo...

ah bue, esto es todo un giro en la hist. con respecto a las cosas q quedan cuando una pareja se va, son MILES!

Monstruo dijo...

Supongo que es a Sandra a la que te encotnraste cuando fuiste a pagar la luz...

Estoy en un mometo de mi vida en la que me choca mucho eso de terminar con un "muchotiempo" y pensar/aceptar que es alguien que se va de tu vida y que no lo vas a ver nunca más. Me está costando muchas horas de llanto y de terapia, más una pequeña fortuna en carilinas.

Basta, voy a llorar. Discos que son postales, recuerdos de la primera vez, que te dejen, el primer amor. Basta, voy a llorar.

Un saludo Pablo.-

Lau dijo...

Ciertas cosas se te quedan grabadas a fuego como... como simbolismos que de maneras muy simples resumen situaciones y relaciones muy largas y quizás complicadas. La música es el símbolo universal para congelar recuerdos, creo yo.
Me parece que nada habla mejor de uno que el hecho de intentar darle una mano o al menos una sonrisa (que mucho alivia) a alguien que alguna vez nos lastimó. Por lo poco que contaste acá creo fue de buen tipo ir a verla, asique bien por vos porque no todos se animan a hacerlo o a pensarlo =)

Veremos como sigue!

Romii dijo...

Quiero saber , quiero saber ... Sandra, a pesar de todo, siempre me cayò bien. Por ser la primera màs que nada. :)

Eli dijo...

La música hace milagros, te lo firmo.

Maya dijo...

Mas allá de lo que le pasó a Sandra MuchoTiempo (q supongo lo comentaré en el prox)... es tan cierto que los recuerdos quedan sujetos al soundtrack de la relación, que más de una vez tuve que hacer una pausa con algunas bandas que no hacían más que escarbar en las heridas. Después de un tiempo me inmunicé y pude volver a escucharlas. Por suerte!

Saludos, Pablo...

__maga__ dijo...

que bonito.. cada momento que paso con una persona, o cada historia, cada relación tienen su banda sonora..
cuando las personas se van trato de borrar la banda sonora.. pero que pasa cuando no encuentras más música o te gustaba la que estaba antes?
abrazos y te leo!