viernes, 26 de marzo de 2010

Aeropuerto 2010

La llegada de Bruno fue muy emotiva. Mariana, Patricio y Martín lo abrazaron durante un largo tiempo. Diego y yo no tanto. Por mi parte, le di uno de esos abrazos de palmada y sonrisa. Del abrazo de Diego no puedo decir demasiado, no preste atención. Bruno tenía la misma sonrisa que todos recordábamos, eso ayudo bastante. Martín fue el conductor de la charla por el hall de Ezeiza, lo cual agradecimos todos. Si bien la mayoría de nosotros tenía un cierto grado de ansiedad bastante manejable, jamás me hubiera imaginado que Bruno se llevaba el premio.

- Necesito sentarme un segundo- dijo Bruno mientras se tiraba sobre unas sillas.

Mariana Pizza miró a Martín, Martín miró a Patricio, Patricio me miro a… Bueno, la triangulación de miradas me incomodo un poco, lo admito. Pude escuchar la respiración de Bruno, el aire entrando por la nariz a raudales, llenando los pulmones y luego, muy despacio, dejando su cuerpo por la boca.

- ¿Te sentís bien, Bruno?- preguntó Diego.
- Evidentemente, no- murmuré.
- No- respondió el recién llegado, sacando un pañuelo en el bolsillo y limpiándose la frente.- Me duelen las piernas.
- Ya vengo...-dijo Martín, alejandose.
- Tendría que haber venido Richard- pensé en voz alta. (Richard es médico).
- Si, pero todavía no se recibió…- dijo Pato.
- ¡Tiene 38 años! ¿No se recibió?- pregunté.- Pense que sí.
- Creo que le faltan dos materias…- explico Patricio.
- Bueno… dos materias, es médico- dijo Diego intentando poner fin a la discusión.
- No, le faltan dos materias. Si le faltan dos materias, no es medico- Patricio, continuaba discutiendo y Bruno seguía sin poder articular una respiración decente.
- Es médico, Pato.
- No le faltan dos materias, Diego.

Repentinamente, tuve la sensación de estar esperando que un super-meteorito venga a estrellarse contra la Tierra.

Y (dejenme decirles algo) cuando uno tiene esa sensación, solamente quedan dos posiblidades: o que todos mueran, o que alguien haga algo.

Lo que sí estaba claro es que a Bruno le resultaba cada vez más difícil respirar.

Por lo tanto, alguien tenía que hacer algo.

Y como casi siempre sucede en estos casos: Martín siempre termina salvando el día. Llegó acompañado por dos guardistas de la sala de emergencias, y se llevaron a Bruno a la guardia hospitalaria del aeropuerto.

Bienvenido, Bruno.

22 comentarios:

C dijo...

me estas jodiendo.

Monchito dijo...

CHANGOS, BRUNO ESTABA PARA ATRÁS COMO CODAZO

Jesi dijo...

Wo.

Maqui dijo...

entrada triunfal?

no esperaba menos.

Mecha dijo...

Y claro que Bruno se iba a llear el premio al más ansioso.
Hacía 20 años que no aparecía, tenía el recuerdo de unos amigos que no sabía si todavía venía, y para colmo el regreso es por la muerte de la madre...

Mierda! Como para no tener un ataque de ansiedad...



Ahh... perdón... se podía putear acá, no?

AGUSTIN dijo...

El 80 por ciento de personas que por extrañas razones no se reciben, siempre les faltan dos materias.
Una de ellas es "materia gris".
Pero si por alguna razón, tu amigo ausente le faltaban, efectivamente, dos materias, bien podía socorrer a Bruno, no era ejercicio ilegal de la medicina.
El abrazo? Se resolvió naturalmente.
Ahora, a esperar a ver cómo sigue.

Lola dijo...

pobre bruno! al final estaba peor q todos uds juntos!

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Heavy

Lau dijo...

uy =S pobre!
al final tenía razon yo, algunos lo abrazaron y otros no... nunca pensamos en que quizás el venía el doble de nervioso que ustedes!

Mar dijo...

Que larga que se esta haciendo la llegada de Bruno

Anavril dijo...

Tal vez creyó que nadie lo iba a esperar y los vio a todos juntos...tal vez llego y hacia 43 grados...tal vez le afanaron una valija..psst.

Pobre Bruno.

hadazul dijo...

tiene 38 años y no se ha recibido, no es medico que busque otra profesion, paramedico? ya para eso no deben de faltarle nada

angustinä dijo...

poor :(

Monstruo dijo...

Pobre Bruno, no le sale una bien.

Se ve que mucho abrazo junto le hico mal.

Un beso.-

Yami dijo...

El Otro dia, por esas cosas de la vida me cruce con este blog y me re enganché. Ayudó que mis noches en el trabajo pasen más rápido.
No lei los comentarios viejos, seguramente ya te lo habrán dicho, este blog tiene un aire a la serie How I met your mother :-)
Me senti parte del barrio, barrio donde cursé el CBC, pasé lindos momentos con amigos aquellos 26 de cada mes, en "yisus" (como Los de la Cruz Roja llamábamos al dia de Jesus misericordioso en aquella Iglesia de la calle Cullen)

Siga escribiendo nomás
atte

pd: Los Estudiantes de medicina nunca serán comprendidos, pobre Richard :P

Rochi dijo...

no te la puedo believe!

Mi luz, mi vida dijo...

no joda!!! pero como termino todo....

vickydu dijo...

Rochi dijo...

no te la puedo believe!


JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA XD

vickydu dijo...

Uy, pobre Bruno, tremendo llegar 20 años después al país que te vio nacer, encontrar a todos tus amigos de la infancia y ufff.... Lo entiendo perfecto... ¡La emoción lo dejo sin palabras!. ¿No?.

Mirthas dijo...

¿Pero murió?

Jules dijo...

Ahhh pero empezó genial la vuelta de Bruno a la Argentina!!

Igual es entendible pobre flaco demasiadas emociones juntas, la vuelta a su país después de no sé cuantos años por nada mas y nada menos que la muerte de su vieja. Que murió por tirarse abajo de un tren!

Si alguien respira bien después de todo eso ES UN ALÍEN!!!jajaja

Ann. dijo...

Tengo que leer desde mas antes, no era amigo tuyo? No podes, no debes sentirte incomodo frente a un amigo.