lunes, 31 de agosto de 2009

Los de arriba, los de abajo y Paula Miano

Durante nuestro 5to año, nadie le dio demasiada importancia a Paula Miano. Los chistes con su apellido seguían sucediendo en cualquier oportunidad; aunque dejaron de ser graciosos en un punto. Todavía no puede ver con claridad el momento exacto en que me deje de reír. Paula Miano no la tuvo fácil en al secundario, y había llegado a 5to año. Calladita se aguanto desde el primero hasta el último chiste con su apellido; el secundario es una época siniestra.

Siempre me pregunte por qué los pendejos en el secundario sienten esa fascinación por involucrarse en las cruzadas mas aterradores con tal de asesinar socialmente a otros. En mi clase éramos entre 18 y 25 alumnos. Había grupos, siempre hay grupos, y uno tiene que elegir o ser elegido (en realidad) para pertenecer. Uno podía definir el “jefe” de cada grupo en un abrir y cerrar de ojos. Es genial, ahora lo veo todo con tanta claridad. Los grupos... Dios, éramos tan patéticos. Pendejos chetos de Villa Urquiza, Belgrano, Coghlan y quien sabe que más, tratando de vivir nuestras vidas como en una película de John Hughes.

La persona que nos “definió” como grupo fue Martín. Hasta ese entonces, éramos simplemente Patricio, Alejandro y yo. Conocimos a Martín en 5to grado, pero fue realmente a partir de 1er año cuando demostró todo su potencial. Cuando asignaron el aula de 1er año, todos corrimos a sentarnos al fondo. Martín había acomodado las sillas estratégicamente, haciendo imposible el acceso por uno de los pasillos del aula. Por el pasillo libre, fuimos pasando de a uno, y después se sumaron Diego, Richard y Gabriel. Así -los siete- dejamos la individualidad para convertimos en un ser grupal. Aquel día, el primero de 1er año, nacieron “los del fondo”.

El Colorado Mattiuzi tenía su grupo de 3 o 4, la mayoría salidos de rugby o fútbol. Eran “los de gimnasia”.

Y después, estaban las chicas. El sector femenino estaba divido en 3 grupos: las lindas, las inteligentes y las no tan lindas. Silvina Veneno y Cecilia Miel eran las dueñas del grupo de las lindas, con dos o tres chicas más. Mariana Pizza era la voz de las chicas inteligentes. Y... Valeria Alfajor era la titiritera del grupo de las feas... Perdón, de las “no tan lindas”.

Paula Miano no perteneció a ninguno de estos grupos. Siempre estuvo sola.

29 comentarios:

((...gi!...)) dijo...

Tan pero tan malvados se puede llegar a ser a esa edad.
Yo era de las rompe pelotas que querían organizar a todo el mundo... pero en general me querían (dije en general).

Paula creo que sería elegida la mejor compañera por todos los que leemos el blog!
Es más buenaaaaa!

Juan Varela Muñoz dijo...

Pablo,

Coincido con ((...gi!...)), también la elegiría para mejor compañera, la verdad no entiendo por qué no los boxeó a todos, considerando lo malvados que fueron.

Saludos y suerte.

Diosa Phoenix dijo...

Hola Pablo!,
Hace rato vengo siguiendo tus aventuras en el blog pero nunca comento.
Hasta ahora, porque ya quiero saber que relevancia tiene Paula!!!
Y obvio que seria elegida como la mejor compañera!, al menos, desde el lugar que la describis, se lleva las palmas!
Saludos

Floripondia dijo...

QUe increible el secundariuo de mierda!

alelé dijo...

Nosotras eramos 6 mujeres, pero nuestro grupo eramos 4... tanto que en el viaje de egresados habia 2 habitaciones de 3 y nos dividimos 2 y 2 para que una de nosotras no quede sola con las otras.

No había ninguna Paula Miano, pero teníamos a un colorado, lechoso, pecoso y mitómano que instaba estar 2 metros alejados de el.

Y nosotras nunca tuvimos opcion de elegir al mejor compañero, que como los hombres eran mayoria siempre elegian al más odiado, lider del grupo obviamente.

SoLciTo* dijo...

Pobre Pauilita que se aguantó todas!

Mauricio P. Milano dijo...

Sí, totalmente. La secundaria ES siniestra!! No sé por qué pero cada vez me identifico más con el personaje de Paula Miano... yo era igual. Siempre solo. Te sigo leyendo

Blmp dijo...

jajaja es tan parecido a mi secundaria!! yo pertenecia a los del fondo, obviamente

Julieta dijo...

Pobre Paula!

y qué hijos de puta que fuimos todos en el secundario... Aunque de algunas maldades me sigo riendo :)

GuAmBrA LoCo dijo...

yo si me acuerdo de mi grupo del cole...

eramos los cuajados jajajaja...

y en la uni pues me uni a los enchuchados jajaja..

q tiempos aquellos

http://eternodivagar.blogspot.com/

un blog cotidiano, con historias verdaderas...El tema tratado es el mas cotidiano, para cualquier ser humano "el amor" pero es tan cotidiano, que no sabemos como manejarlo...

(\__/)
(◕‿◕)
('')_('')

MeNoR dijo...

Pobre Paula!!!yo quiero saber, si algun día se pudo vengar, jaja.
Besos!

Madie dijo...

En el secundario al que yo iba era igual, aunque sospecho que eran un tanto más agresivas las denominaciones de los grupos: chetas, nerds, idiotas... eran los más destacados. Empecé en el cheto hasta que me di cuenta de que no me sentía para nada cómoda e hice el "pase" a otro del que, sorpresivamente, no recuerdo el nombre, pero vendría a ser el grupo de los "normales" :P

Loca Mariposa ♥ dijo...

Pobre Paula! Que no asome la Miano vengadora, pliss.

Lucía Florencia Richetta dijo...

Eso de los grupos es tan real.. y que los del fondo siempre son los peores, tambien.
Vamos Paula todavia !

Eli dijo...

La posta la tuvo, la tiene y la tendrá siempre el Fondo (si, con mayúscula)!
Y si, los grupos son marca registrada de la secundaria.
Nosotras éramos las chicas del fondo, las quilomberas. Algo así como las inadaptadas de siempre jaja.

Ay Pablín querido, que buenas épocas! :)
Abrazo con aire de hora libre ^^

Inés dijo...

Pablo, me seducen tus relatos y me tienes cautivada por ellos.

Ya regresé de vacaciones, te echaba de menos muuuuucho a ti y a tus relatos.
Tu último comentario me deshizo :), gracias!

Muchos besos para ti Pablo,

killer queen dijo...

Sep!...mi secundario tambien fue una mierda!!
Nosotras eramos el grupo de las ignoradas :(

Rain dijo...

Yo era como Paula... no pertenecía a ninguno, pero vivía entre-grupos.

No la pasé mal, pero tampoco bien.

Supongo que es uno de los motivos por los cuales amé terminar el secundario.

Slds.

Sr. Montag dijo...

podrpias haberlo terminado con "y las calladitas son las peores"


ajaja


ALfajor? se llamaba asi? o tu memoria te esta engañando?

Agustin dijo...

Qué decirte hoy, Pablo... yo supongo que la venganza de Paula fue haber pelado semejante culo de grandecita... pero también supongo que -como siempre- estás escondiendo una buena historia. De hecho, llevás meses amasándola.
Con uno más, somos trescientos tus seguidores, y sigo preguntando... Obras, el Luna? O nos invitás a todos a tu fiesta de casamiento?

Gastón dijo...

Cinco años infernales, y a la distancia... extrañando ese fuego inconsciente.

Lola dijo...

Hace poco leí un estudio (yankee, obviamente) que en general los chicos que habían sido los "populares" en la escuela (me encanta que tengan términos para todo) de grandes no llegaban a nada.
Si tal teoría llega a ser cierta (y en general te digo que de la gente que conozco de mis épocas infames se confirma bastante) Paula Miano debe estar por recibir un Pulitzer. Mínimo.

BZL (es Dipi) dijo...

ah no, esto es re carrie!

;) beso

Araceli dijo...

Ay mi vida, me dieron ganas de abrazar a Paula.
En mi curso había una Paula Miano, pero al contrario de lo que dice Lola, creo que ella va a ser así toda la vida.

Un beso!

Don Nadie dijo...

Hace rato que viene anunciándose una "historia" con Paula ... pero nunca llegás a ese punto. Espero que el "caso Miano" justifique tanto suspenso y la expectativa generada en los lectores.

Pablo dijo...

Gi:
Conmigo ibas a tener suerte, yo siempre hacía lo que me decían las chicas :S.

Juan VM:
Paula nunca dijo nada, creo que en parte esa su personalidad.

Diosa Phoenix:
Y seguimos juntando firmas... En realidad, la idea de contar un poco la historia de Paula, es un poco contar momentos del secundario... no hay ninguna relevancia. Lo siento.

Floripondia:
Adhiero.

Alelé:
Lo mejor para elegir al mejor compañero es... me acabas de haceruna buena historia, una historia excelente.

Solcito:
Todas, todas, pero ya falta poco.

Mauricio:
Yo insisto en que todos estabamos un poco solos en la secundaria, solamente salvados por los grupos.

BLMP:
Ser "del fondo" garpa.

Juli:
Creo que todos nos ganamos un poco el infierno en esa época.

Guambra:
¿Traducción de "enchuchados"?

Menor:
Siempre firme en los comments, usté. Gracias, Menor. Habra mas noticias de Paula a la brevedad.

Madie:
Las nuestras también eran agresivas, solo que yo las suavicé un poco.

Loca Mariposa:
Falta poco.

Lucía:
No se si los peores, che, pobre nosotros :(.

Eli:
Epa, que raro que los hombres hayan regalado el fondo de tu clase a las chicas. Uhmm, mal hecho.

Inés:
Besos, Inés, me alegra verte, espero que hayas tenido lindas vacaciones.

Killer Q:
Ay, no... el grupo mianesco. (?)

Rain:
Creeme que Paula si la paso mal.

Sr Montag:
Mi memoria siempre me engaña a corto plazo, a largo plazo y hacia el pasado, es perfecta... Le decíamos la Gorda Alfajor, porque era... bueno, ya sabes.

Gastón:
Y como se extraña... vos me entendes.

Lola:
Los yanquees no se equivocan.

Dipi:
Baño de sangre, ya. =)

Araceli:
A mi también me dan ganas de abrazarla... ahora, antes no. :O

Don Nadie:
No, bueno, a ver... no se justifica, ya te digo. Contar la historia de Paula es simplemente contar un par de boludeces que pasaban en esa época. Ya te digo que no te generes expectativas al pedo.

vickydu dijo...

¿Sola? =S eso es terrible, pobre chica...

Velo dijo...

Como dije en uno de los post anteriores, volví de mi viaje de egresados, asi q estuve ausente.
Ya me puse al día con tu blog y un par más..

Paula Miano, sola, pero ahora no es una bomba de tiempo??

es mejor estar solo q mal acompañado..
beso!

Hikaru dijo...

Es cierto, siempre hay grupos, hasta en la Universidad los hay...creo que siempre, casi, con la misma clasificación.

Sigo leyendo como loca tus historias :)