lunes, 10 de agosto de 2009

La teoría de los fantasmas emocionales

Una estupidez terrible la teoría de los fantasmas emocionales. Sin embargo, me sirve para hacerme el pobre tipo, la figura trágica bajo la lluvia. Si, esa misma. El tipo empapándose, arruinándose la ropa, resfriándose, intentando encender un cigarrilla y pensando en su amada. Un clásico de los ’50. Hasta que apareció Humphrey Bogart, claro.

Yo creo en los fantasmas. Tuve una experiencia increíble que me hizo repensar mi mundo de nuevo. Aquel episodio que ustedes conocerán (mas adelante) como “historia de una cajita de música”. Pero no viene al caso, ahora. Nada que ver lo de la cajita de música con lo de los fantasmas emocionales. Lo mencione simplemente para hablar desde con autoridad.

Los fantasmas emocionales son esa clase de fantasmas que mantienen un lazo -o conexión- con su antigua casa y no se quiere ir. Están siempre con nosotros, habitando el lado vacío de la cama, la silla vacía, el lado del sillón donde nos acostábamos a mirar películas, incluso en ese vaso de la Pantera Rosa que tanto le gustaba. Si, en ese vaso también. Porque eso es precisamente lo malo de los fantasmas emocionales, habitan afuera y también están dentro nuestro. En nuestro corazón.

Sandra MuchoTiempo se convirtió en mi primer fantasma emocional. Lo hizo en al segundo exacto en que salió de mi departamento seguida del portazo.

Y dejo de serlo cuando el vaso de la Pantera Rosa cayó de la mesada al suelo, dejando pedazos de vidrio por toda la cocina. Creo que ese día, Sandra dejó de habitar mi departamento y mi corazón. ¿Cómo logre que esto suceda? No lo se, simplemente paso. Lo que más me llamo la atención de todo esto es que el vaso se rompió 8 meses después de aquel portazo. Un día antes de la caída, Sandra y yo nos cruzamos en la fila de cajeros automáticos del Banco Galicia que estaba en Olazábal y Triunvirato. Habíamos estado 8 meses sin vernos, sin cruzarnos. Algo realmente increíble porque –recuerden- Sandra vivía al lado de la casa de mi vieja, en la casa de la puerta azul. Nunca más nuestro caminos se cruzaron, ni en el tren, ni en la parada de algún colectivo.

Nunca.

Hasta aquel día en el Banco Galicia.

31 comentarios:

Mauricio P. Milano dijo...

Hmm, apruebo totalmente tu teoría de los fantasmas. ¿Sabías que algunos se quedan en una casa entera? Me pasa cuando visito a mis viejos en Rivera que está el fantasma de la Srta. A en la casa, merodeando por las piezas que antes solíamos frecuentar casi las 24 horas del día... es simplemente inevitable. Va más allá de superar la historia o no: no puedo estar en esa casa sin acordarme de ella en algún momento. Saludos Pablo!!

Julieta dijo...

Tu teoría es re verdadera, yo creo que el vaso lo rompiste inconscientemente en búsqueda de liberarte de este fantasma... Por mi parte pierdo las cosas, tengo una facilidad impresionante para perder cuaalquieeeer cosa, y muchas de esas veces me liberé de algún fantasmita.

Cómo van los preparativos??? :)

Lito dijo...

un placer leer tus historias...

Lady dijo...

Estoy de acuerdo con tu teoría de los fantasmas emocionales.

Yo la llamo teoría del miembro fantasma. Cuando a alguien le amputan un miembro, sabe que no está más ahí pero tiene la sensación que el miembro aun existe. Con las personas nos pasa lo mismo. No están, no son parte del día a día, pero igual sentimos que como si estuvieran.

Hace poco escribí en mi blog sobre eso.

Muy bueno tu blog!

Besos

corinacantares dijo...

acepto totalmente tu teoria pablo. es a veces incomprensible el hecho de mirar un rincon de la casa y ver la imagen de "esa" persona, o que algun recuerdo nos invada. pero yo sinceramente creo que en cierta forma esos fantasmas nunca nos abandonan del todo, porq aparecen debido a la importancia de la persona, y en la mayoria de los casos esas personas son muy importantes.
besos!!:)

Agustin dijo...

Hay un lugar donde los fantasmas emocionales no se retiran tan facilmente, como cuando se rompe un vaso: en las canciones!
Y hay algunas canciones que -lamentablemente- se hacen clásicos, y nos condenamos a escucharlas eternamente.
Buen post, Pablo (y sí, explotás bien la del pibe bajo la lluvia!)

Lucía Florencia Richetta dijo...

Exelente uso de las palabras, me encanta leerte, tus historias, la forma de contarlas.
Muy buena la teoría y la descripcion de los fantamas emocionales.
Saludos

SoLciTo* dijo...

Estoy de acuerdo con lo de los fantasmas emocionales, pero parece muy real.
Me encanta como escribisss, te sigo hace ratoo!

Lola dijo...

En favor de Sandra-mucho-tiempo tenés que reconocerle que su fantasmita no te jodió demasiado tiempo. Aunque en ése entonces esos ocho meses deben haber sido eternos.
A veces creo que no sólo existe el fantasma, sino la cabida que le damos. Si a lo último el fantasma de Sandra entraba en un vaso (y de la pantera rosa, justamente) es que ya no le quedaba demasiada vida.

Besos

Tararira dijo...

Se aplica 100% el: "no creo en los fantasmas pero que los hay los hay"

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Hoy mismo hago mierda todos los vasos de mi casa! porque no tengo uno de la pantera rosa, pero en alguno seguro está...

Me cago en él...

Angie dijo...

lo tuyo es magistral. nos tenés en vilo por la pecas esta y muertos de curiosidad de como fue el encuentro con sandrita.
es increible cuendo los fantasmas se van, de un día a otro.

GuAmBrA LoCo dijo...

Uno no esta donde el cuerpo sino donde mas lo extrañan, tu sigues aqui, sin ti, conmigo...

quien esta contigo si ni siquiera estas tu..!!!!

Esas sabias palabras de Arjona creo que dicen todo lo que quiero decir

http://eternodivagar.blogspot.com/

unmade bed dijo...

yo utilizo hace varios años la teoría de la resignificación: insisto con esos lugares, canciones, objetos y trato de crearles un nuevo recuerdo, así no sólo pienso en el sujeto amado, sino en una nueva construcción.

pura semiótica en la vida práctica!

Pablo dijo...

Mauricio:
Claro, a eso iba. A que es mucho más la historia en sí, hay personas que viven en los objetos y en los lugares. Están ahí.

Princesa:
Un lío, pero bien. Como ya tenemos en claro un montón de cosas que no queremos, es todo mas sencillo. Igualmente, no deja de ser un kilombo, pero intento que sea divertido. =)

Lito:
Gracias =).

Lady:
Me paso a leer esa teoría, con la que seguramente estaré de acuerdo.

Corina:
Es incréible eso... están y no están,. es una mística extraña.

Agustín:
Tottalmente de acuerdo, Agus... ese era el tema de mis próximos posts. Buenisimo que no soy el único que pienso así.

Lucia:
Gracias, Lu. SUper bienvenida por acá, ponete comoda, divertite.

Solcito:
Gracias, Sol, yo también te leo, no te creas =).

Lola:
Los primeros meses fueron los momentos mas tristes que recuerdo en mi vida. Por suerte, como la tristeza siempre da revancha... la muerte de mi abuela se ubico en el primer lugar tiempo depsués.

Tararira:
Música de suspenso ON.

Cinti:
No te olvides de comprar vasos descartables :S

Angie:
Es increíble, pero es tan real.

Guambra:
Nunca me gusto mucho Arjona, tengo que admitirlo. pero tambine, no puedo dejar de aceptar la terrible verdad que hay en esas líneas. Un abrazo.

Unmade bed:
Nunca se me ocurrió la generación de nuevos recuerdos. Buen dato. =)

fea dijo...

Ahora entiendo todo...
Fue ella...
Si, fue ella la que te rompió el vaso...!!!
Bueno quiero decir, su fantasma... es más te diría que fue su fantasma el que te encontraste en la cola de cajero...

...
Gracias por la explicación...

La solitaria dijo...

Que bueno, realmente expresás en palabras un montón de cosas que otros tenemos en la cabeza, y no sabemos como "sacar" afuera.

Madie dijo...

La teoría de los fantasmas emocionales es así!

Yo también vi fantasmas...

Eli dijo...

Fantasmas emocionales... ahora que lo explicás, creo que tengo más de un par (y de varios tipos). Algunos se que van a desaparecer, otros estoy segura de que no (y menos mal).
Pero hay uno con el que no quiero saber nada más, y no tengo nada que romper o perder.
¿Cómo hago?

Barbie, como él me llama dijo...

y creo q cuando t dehases de algo personal de esa otra persona.. es cuando deja de haber ese vinculo q te recuerdas las cosas bonitas.. cuando no hay .. solo recordarlas las malas..y por ende te separas mas de esos recuerdos.. y por ende dejaras de ver a los fantasmas..
eos creo yo..
besos enmielados pa ti..

Sr. Montag dijo...

jajaj, los fantasmas viven en tu ropa (la comprada en presencia de ellas), tus objetos y todo lo demás... igual hay veces que si vos queres lo podes echar... yo sigo teniendo fotos sacadas por LA ex colgadas en mi pared.

Lola dijo...

No hay nada mejor para un fantasma emocional que un golpe de realidad. El ver a la otra persona siguiendo con su vida hace que entiendas de una vez por todas que lo que estas viviendo vos es una construcción, que no es real. Aunque a veces sale mal y terminas viviendo una secuela del regreso de los muertos vivos….

Diego dijo...

ES verdad la descripcion que haces..

igual el vaso roto es el simbolo, de que vos ya estarias pensando en otra mina que se te empezaba a instalar en la cabeza..

y a la mierda con esos fantasmas que pierden todo su poder...

uve meses arriba delescritorio un papel escrito asi nomas por una minita a la que ya no veia mas...y no me animba a atirarlo, solo porque tenia la letra de ella


Un pelotudo!



Abrazo

¿Lesbiana? dijo...

ME gusta el juego del vaso, como que se rompe cuando jugás al juego de la copa y dicen que queda ahi, para siempre. Siempre y nunca, queda siempre y nunca te la cruzaste (hasta ese día y ese siempre es relativo, obvio, porque seguro se fue también).

Y me gusta que haya un fantasma cuando se rompe algo tan infantil y que evoca tanta ternura como la pantera rosa.

Pablo dijo...

Fea:
Uhmmm, eso si que me daría mucho mas miedo que un vaso rompiendose sin razón de ser.

Solitaria:
No creo, todos podemos decir lo que nos pasa, con más o menos éxito, con mas o menos sentimiento o pasión. El tema es que eso que largamos fuera nos guste cuando lo tenemos ahí, a veces no asustamos de lo que teníamos adentro.

Madie:
Somos dos. Que miedo.

Eli:
Te lo tenes que encontrar en la cola de un cajero y tener una charla significativa para el futuro de los dos. Ahí no aparece más.

Barbie:
Claro,e s generar la mística de la perdida. A partir de ahí, es como un borrón y cuenta nueva.

Sr. Montag:
Mientras en esa foto no este ella, creo que estaría permitido. Y con respecto a la ropa, yo generalmente dejo d eusar la ropa que ella o ellas me regalan.

Lola:
Uyuyuy, eso es genial. No deja de ser una cruel realidad, el baldazo de agua fría, adhiero totalmente.

Diego:
¿Y qué decía ese papel?

Lesbiana:
La analogía con el juego de la copa es excelente. Muy bien... la verdad que resginfiica todo el post. Besos.

la bitch dijo...

Ahhhhhhhhhhhhhhhh :'(
Necesito deshacerme de un fantasma que no me deja vivir, pero es taaan difícil.. yo ya tengo casi un año así.. si alguien tiene un manual para dummies o una fórmula mágica para hacerlo, que me la pase..

Juan Varela Muñoz dijo...

Pablo,

Nunca se me había ocurrido ponerle nombre a la presencia, por lo que desde ahora te robaré la idea.

Saludos.

Agustina R. dijo...

Es una teoría muy buena y muy cierta. En tu caso fue bastante claro el momento en el que desapareció, pero a veces no es tan así y te queda la duda de si la presencia del fantasma sigue con vos, o no.

MaLè dijo...

Tengo una fantasma propio desde hace....4 dias creo y espero realmente que no vaya a durar los 8 meses que duró el suyo... jajaja

Muy bueno el escrito y la teoría!

Pablo dijo...

Bitch:
Yo creo que la mejor forma es encontrarlo y matarlo ahí mismo. En alguna charla super canalizadora de emociones.

Juan VM:
Robe tranquilo. =)

Agus:
Siempre supe que ella estaba ahí, invisible. Y eso fue un bajón. El encuentro probablemente lo haya generado yo, pensando, pensando, pensando. Es una de las pelotudeces que suelo hacer. Canalizo tanto algunas cosas por dentro, que ocurren. Como cuando te levantas con la hor ajusta para ir a trabajar y pensas "seguro que encima el tren no viene". Y bueno, el tren no viene. =)

Malé:
Cuatro días es casí un fin de semana largo. Eso se cura.

Fabita dijo...

Wow!!!! Me gustó tu escrito, me pareció ver cierta profundidad en tus palabras (desde mi punto de vista, claro esta!) Pero me agrada saber que existen personas que creen en este tipo de cosas... Yo por mi parte creo mucho en estas cosas. Saludos =)