jueves, 13 de agosto de 2009

La chica de la fotocopiadora

Todos alguna vez, nos enamoramos de alguien por sus pequeños detalles. Y yo soy un fanáticos de los detalles. Cuando trabajabamos en Canal 9, teníamos -entre tantas tareas ingratas- que encargarnos que cada área tenga su guión para el día de grabación del unitario. Le dije a Gabriel que yo me iba a encargar de eso. La chica de la fotocopiadora, fue la única razón por la que espere pacientemente que cada hoja de los casi 30 guiones saliera de la máquina.

Era morocha, pelo corto (hasta los hombros), ojos negros y piel blanca. Sus ojos eran como dos uvas bien negras, casi gitanos. Durante los tres meses que estuvimos trabajando en el canal, la chica de la fotocopiadora y yo tuvimos infinitas charlas mientras ella trabajaba y yo esperaba. La llegué a conocer muchisimo. En realidad, no. Tan solo detalles.

La chica de la fotocopiadora -igual que yo- solía ponerle nombres a las cosas. Su computadora se llamaba Margarita, su almohada Hortencia y su bicicleta Jacinto. La mayoría eran nombres de flores, casi siempre exóticas.

Su primer libro -igual que el mio- fue un libro de Julio Verne. Los hijos del Capitán Grant de la colección Robin Hood (libros viejos, de tapas amarillas).

Le gustaban las series viejas. Se acordaba de Sheriff Lobo, BJ y amaba -igual que yo- a la Mujer Biónica. Se entristecía cuando al final de la cada capítulo de El increíble Hulk, Bill Bixby se iba solo, con su mochila y caminando por la ruta. Yo también.

Su cerebro tenía cantidades enormes de información completamente inútil. Es decir, se dice "bondiola", no "mondiola".

Estudiaba Filosofía y Letras, simplemente porque no había números en esa carrera. Yo hice lo mismo con Comunicación Social.

Pensaba -igual que yo- que las aceitunas sin carozo se hacen en fabrica. Y no. O si... nunca profundizamos bien ese tema.

Con las hojas mal impresas ella hacía origami. Yo, avioncitos.

El mate amargo. Yo, dulce.

Siempre empezaba a leer el diario por la página de los chistes. Yo tambien.

Le gustaban el cine, los boliches y los pic-nics. A mí, dos de tres. No estaba tan mal.

Hace años que se debía una visita al zoológico. Bueno... existe la posibilidad que yo también.

Cuando tenía 18 años, un frisbee le pegó en la cabeza. A mi también, tenía 25 (Diego, la puta que te parió).

En uno de los tantos cambios de gerencia que tuvo el canal, ella dejo de trabajar. Un día fuí a sacar fotocopias y ella ya no estaba más. Un mes después de su renuncia, nos cancelaron la pasantía. Nos pagaron dos programas sin aire, y me fuí del canal.

Meses después, en Moliere, nos volvímos a encontrar. Nos dimos un abrazo enorme.

Esa noche, ella estaba borracha.

Yo también.

La chica de la fotocopiadora fue la número 12 en mi lista.

30 comentarios:

Pablo dijo...

¡¡¡Felíz cumple, Cinti!!!

Pasala buenisimo con tu familia, amigos, bebida, senguchitos y trae torta. Besos, locura.

Maite dijo...

Que lindo

Yami dijo...

Hace una semana descubrí el blog, y me lo leí todo en un rato! ahora, soy una seguidora mas!
te felicito por las historias y por como las contas!!
Saludos!

Elian Femia dijo...

Que buena historia! Esas son las mejores anécdotas que uno puede tener. Por otro lado enseñarle al mundo, que no hace falta emborracharse (al menos en un boliche) para encararse a una mina. En tu caso, fue un ingrediente necesario para que ese encuentro tuviera el glamour de una noche esperada... deseada.
Aguante la 12!
Abrazos
Elian

GuAmBrA LoCo dijo...

pues se oye una mina super interesante.!!!!

oye Pablo...

de cuantas es esa lista.!!!

yo apenas he tenido cinco de las cuales me he comido a una.!!!

jajajja

http://eternodivagar.blogspot.com/

Lito dijo...

una noche de pasion entre avioncitos de papel jaja

Tararira dijo...

muy bueno el relato, cada una que entra en la lista lo grito como un gol.

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

OOOuuuuuu Gracias!!! compartimos una historiaaaaaaa!!!!

Y quién sabe por esas cosas de la vida... el copista entre en esa lista...
jaja

Mejor me callo. Ja

Muchas gracias Pablo.
De verdad.
Besotes

alelé dijo...

Uh, me gustó tu historia, es más me vendría muy bien una historia como esa ahora, son de las que te levantan un poquito el humor!
Saludos!

SoLciTo* dijo...

jajaja que capo pablito!
Yo tmb soy bastante puntillosa con los detalles y creo que eso es lo que mas me enamora, y tengo memoria para las cosas mas absurdas.
Por ultimo, me mató lo del frisbee jajaja
Te mando un besotte =)

Juan Varela Muñoz dijo...

Pablo,

Interesante historia, más aún porque el final que te deja esperando con curiosidad la siguiente parte.

¡Qué lástima que no alcanzarán a sacarse fotocopias de sus traseros!... ¿o alcanzaron?.

Un abrazo.

fea dijo...

La verdad me dio un poco de impresión, pensar que un hombre me puede poner en una lista enumerada de conquistas...
Le propongo que ponga km, si, si “km”, de kilómetros recorridos, algo así como “el camino de la experiencia” o la “ruta de la vida”.... no se, algo mas romántico y después le agrega (en números) en que kilómetro se la levanto y listo, para no perder el orden... vio?

nanablanca dijo...

Me gusto el detalle en cada linea de este post. Muy bueno Pablo.

Besos

pd: me sorprende la calidad con la que recordas cada relación que tuviste, por más que hayan sido un número en la lista, esta bueno eso de recordar a alguien. Podrían ser solo nombres en la lista, pero no, son historias, y eso es lo que me gusta. (uh! me extendí...)

La solitaria dijo...

Que bueno volver a encontrase... a veces pasan cosas tan lindas!

Anavril dijo...

Una de las más lindasss

Eli dijo...

Vos si que no te quedás con las ganas de nada Pablito! jajaja

Si, con los nombres somos varios. Mi lavarropas se llama Homero, y la compu anterior Desdémona (así le fue, con ese nombre la condenamos, asique para la nueva lo estamos pensando mejor jaja).

Beso grandote Pablín (:

Angie dijo...

esos amores que se cultivan para culminar en una noche,son los mejores, efimeros, pero eternos.

Mauricio P. Milano dijo...

Qué pelotudez!! Sabías que eso de ponerle nombre a las cosas es una compulsión de minas?? O sea no te sientas mal pero es verdad... :P jajaja buen fin de semana estimado!

Julieta dijo...

A mi nunca me pasan esas cosas... Quiero reencontrarme con el chico del quiosco de la vuelta del colegio, o mi ex profesor de teatro...

Pero vos te reencontras, y no solo eso: sumás!
Qué guachada, che.

Besote :)

Julieta dijo...

Viste que te nombré en mi blog? :)

Lola dijo...

Excelente.

Me encantó tu post anterior. Sin palabras.

lore´s dijo...

Yo no sé si es de minas como dice Mauricio, pero yo tenia una lista, jajaja. Siempre atrapantes tus historias, un beso grande Pablo =)

lore´s dijo...

Yo no sé si es de minas como dice Mauricio, pero yo tenia una lista, jajaja. Siempre atrapantes tus historias, un beso grande Pablo =)

Floripondio dijo...

Increible sr... todas las mujeres que pasaron!

Agustina R. dijo...

Twelve...and counting! La trece vino con mala suerte?

Lady Chocolat dijo...

Magnifica esta historia...

Barbie, como él me llama dijo...

ponerle nombre a las cosas..???? jejeje
mmmmm q almas parecidas.. jejeje
y....????

Sr. Montag dijo...

JAJAJAJA

Que grande....

Esos amores imposibles nunca llegan a nada... la chica del bondi, la vecina de enfrente, la de tal lado y tal otro....

Pero de las 100 que pasan Día a Día, lograr una conquista justifica TODO... la verdad, te felicito...

Lulu dijo...

Y el mate amargo... jum!

¿Habrá querido decir con eso que esperaba que la vida le fuera dulce?

O sí, era dulce con ella y sólo lo tomaba amargo para no perderle el gusto a la vida.

Me parece más que era lo segundo.

Sino, no habría sido de las que alegremente le endulzan la vida a otros...

... como tú! :D

A mí un amigo me enseño a tomar mate "como guste", y él lo tomaba amargo. A mí me sigue pareciendo "bien".. .al fin y al cabo, tomo té verde sin azucar.

Y sí, soy de las que reparte alegremente azúcar en la vida de otros. Al menos eso dicen!

Empecé a leerte hoy y tengo 9 post leyéndote... y me encantó tu manera de escribir!! Tu blog, pues... ;)

Un saludo desde Vzla!!!

vickydu dijo...

¿12? ¿Ya van doce? :O

Estoy considerando la posibilidad de que seas un MEGA CUERAZO...



Pasame una foto tuyo, y te digo si me arriesgo a irme a argentina unos días.... jajajajajajajajajjaa xDDDDD


Admití que me salió bueno el chiste, son bromas Tocaya(Vicky) Solo lo quiero como amigo :D