viernes, 7 de octubre de 2011

Light my fire

- ¿Y que dijo? ¡Que dijo, por Dios!- Gabriel gritaba como un loco.
- No grites que me van a matar- compartimos un almuerzo a las corridas en mi laburo.

La oficina no era el mejor lugar, pero no me quedaba otra. Además, tenía ganas de hacer un poco de catarsis. Los afortunados fueron Gabriel (que trabajaba en una editorial a dos cuadras de mi laburo) y Patricio (con quien me separaban dos estaciones de subte).

- Quiero saber todo ya- dijo Patricio en voz baja.
- Yo tampoco pregunte mucho. Creo que los tres shockeamos un poco.
- ¿Y Diego no dijo nada? Es un boludo, no puede estar saliendo con Pecas. No da- Gabriel apoyó su almuerzo sobre uno de los escritorios, enseguida el olor inundo todo.
- ¿Qué mierda te trajiste para comer? Esta quemado eso... tiene olor- Patro, fiel a su estilo, se había traído un paquetito de sanguches de miga (de salvado) y una Coca Light.
- Abrieron un bolichito vegetariano sobre Callao. Te cobran por kilo. Esto me costó 10 pesos- Gabriel empezó a comer.- Guiso de lentejas.
- ¡Me muero! Me vas a contaminar toda la oficina- le dije.
- ¡No da que Diego salga con Pecas!- grito Patricio.- Gabi, eso esta quemado, son lentejas quemadas. ¿Oles?
- Tiene razón, Pato. No da que Diego y Pecas... ¡Diego y Pecas, Pablo!- Gabriel hundió su nariz en la bandeja de plástico, miro a Martín.- ¡No, no esta quemado!
- Paren de hacerme la cabeza. Es Diego, nos conocemos desde primer grado- abrí la ventana.- No se aguanta el olor, boludo. Son lentejas quemadas. Te quemaron el guiso.
- Si, es verdad, nos conocemos desde 1er grado, Pablo... ¿Pero hace cuánto que no nos vemos todos?- como siempre, Patricio daba en el clavo.

Silencio. Fue un segundo, pero muy revelador. En los últimos dos años, muchas cosas fueron cambiando. Casamientos, nacimientos, mi casamiento, Victoria embarazada, todo. El tiempo que gane con victoria, entre aciertos y errores, fue tiempo que poco a poco fui robándole a mi grupo de amigos. Esa era la única realidad.

- Si nos vemos una vez por mes es mucho- especuló Patricio.
- Eso no tiene nada que ver- Gabriel seguía comiendo su guiso.
- Tiene razón, Pato, si no nos vemos... ¿cómo podemos pretender saber que nos esta pasando? ¿Cómo van nuestras vidas?
- Estas buscando una excusa- dijo Gabriel.
- Estoy casado, Gabriel, Victoria esta embarazada. ¿Qué esperas que haga? ¿Qué me pelee con Diego? ¿Qué corra con Pecas? ¿Qué deje a Victoria?
- Bueno, ¿pero qué paso?- preguntó intrigado Pato, y rápidamente miro a Gabriel y le saco la bandeja de lentejas.- Dame esto... a ver...
- ¡Sos un asco, boludo!- dijo Gabriel, mientras Pato olía su comida como un perro.
- No... creí que las habían quemado, pero están bien. ¿Qué mierda es ese olor a quemado?
- ¡Los llamo para que me escuchen y se la pasan pelotudeando con la comida y...!- un grito detuvo nuestra conversación. Cruzamos miradas sorprendidos mientras Patricio abría la puerta de mi oficina.

- ¡Boludo!- humo, el ruido de una explosión que venía del pasillo y la cara de sorpresa de Pato.- ¡Se te esta prendiendo fuego el rancho!

Felicia Oficina corría por un pasillo paralelo a los gritos. Nuestro pasillo, por otra parte, estaba perdiendo por goleada contra el humo.

- ¡Pablo!- la voz de Federico Robot, desde otro pasillo.- Explotó la centralita eléctrica. ¡Yo avise que no enciendan los caloventores en todas las oficinas a la vez! ¡No encuentro mi Blackberry! ¿Esta en tu oficina?
- Ah, este pibe es un boludo- dijo Gabriel en voz baja.

Con la segunda explosión, empezamos a correr.

7 comentarios:

lodemirta dijo...

¿necesitaron dos exposiones para correr? Tienen que revisar sus listas de prioridades. Eso de anteponer a la vida chismes, lentejas y blackberries....

hadazul dijo...

lo que no da pablo es que me tengas asi en la insertidumbre durante 2 meses, que inconsiencia....

como dos.. cuanto necesitan apra darse cuenta que se quema su edificio?

Lucía dijo...

jajaja coincido con lodemirta, parecen un par de vecinas chusmas...


una pregunta, la aclaración que hay en la columna derecha del blog, arriba de todo, de que las actualizaciones son los martes y viernes... cómo es? es un martes de invierno, un viernes de primavera, otro martes de otoño y así? ;) a ver si nos enteramos de como sigue lo de la exploción antes de que tu bebe abra su blog propio jajaja!

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

y que fue lo que se prendió fuego en el edificio?

Roh.- dijo...

Pero qué pasó! ???

Qué explotó? Qué pasó con las lentejas?

Media Veronica dijo...

Y bueno che, a vos tambien te pasan todas!!! jajajaja

LaGranDiosa dijo...

Jajajajaja, ay por dios!! Que bizarro!!