martes, 24 de noviembre de 2009

Bye bye

Todo el mundo sabe que tengo una memoria prodigiosa. No jodo, es buena en serio. Es buena, pero no es lineal. O sea, no sirve para recitar e interpretar La semiosis social de Eliseo Verón. Sirve, por ejemplo, para detallar cada suceso que acontecía en mi vida mientras yo intentaba estudiar las condiciones de producción y reconocimiento de los discursos sociales. Algunos lo llaman “dispersión”, yo prefiero creer que es una buena forma de contener los recuerdos, sumándole más recuerdos, buscando anclas en la memoria.

Pecas cumplió su palabra: me llamó cuando llego. Eso fue lo último que supe de ella por 15 días. Ni un solo llamado. El 30 de octubre del 2004 recibí la segunda llamada de Jorgelina Pecas, desde Nueva York.

- Perdón por no llamar...- empezó a justificar.
- Ni mandar mails, ni dejar mensajes en el contestador...- me adelanté.
- Perdón.
- No hay problema, me sorprendería que no me sorprenda
- ¿Qué queres decir?
- Que sos una flaca que no se vincula, Pecas. Todo bien- en realidad, pensé que iba a ser peor; por suerte fui protocolar.
- Pablo, discúlpame.
- ¿Vos te das cuenta que estuvimos saliendo un año, no? Y no fuiste capaz de crear un puto vínculo. Algo que te diga “tengo que llamar a Pablo y decirle que estoy bien”.
- No puedo con todo- realmente se la escuchaba abatida.
- No te preocupes- respire profundo.- ¿Cómo esta tu vieja?
- Bien, pero...- pausa.- Mi tía me dejo el restó.
- ¿Cómo? ¿Cuando volves?
- Tengo que administrar el restó.
- ¿Me estas jodiendo?
- Mi vieja quiere que lo vendamos, pero no se si esta bien eso...
- ¿Entonces?- pregunté.
- Me voy a quedar, voy a intentar que esto no se caiga, fue el sueño de mi tía.
- ¿Estamos “cortando” por teléfono?
- Pablo... te quiero. Te quiero mucho, corazón. Sos el...
- ¿“Hombre de tu vida”? Dale...- me reí.
- El tipo mas especial que conocí.
- Genial. ¡Un año de novios, boluda!- me reí, suspire, trague saliva, sentí que el corazón me explotaba, volvía reír, volví a suspirar, trague saliva.
- Perdón.
- Que se no se corte- le dije, intentando disfrazar mi tristeza de ironía. El resultado fue casi un grito ahogando un llanto. Patético.
- Te quiero- escuche ese “te quiero”, y lo sentí. Realmente lo sentí.
- Yo también- murmuré.
- Te quiero mucho.
- Un beso, Pecas.
- Un beso, Pablito.

Cortamos. Apoye el auricular, instantáneamente el teléfono volvió a sonar. Atendí, era Pecas, de nuevo.

- Un día voy a volver, Pablo. Y te juro que ese día vamos a estar juntos para siempre. Te pido paciencia, nada mas. Quiero estar con vos, el día que vuelva no nos separamos más... Te quiero- adivine la angustia y la seguridad, se la escuchaba feliz y triste. Ella sabía que iba a volver. Y lo que es peor... yo también sabía que iba a volver.

Sostuve el auricular en la mano hasta que la alarma de descolgado de Telecom me perforó el oído. Colgué, mirando el almanaque. 30 de octubre del 2004.

Faltaba un día para el cumpleaños de Cecilia Miel.

Un día para conocer a Natalia Halloween.

28 comentarios:

Paulina Fernández Foucher dijo...

Y volvió??
sigo intrigada en saber cómo lograste superar un amor así, pues por el bien de ti y de Victoria, espero que sea etapa cumplida.

Cariños Pablo!!

023467890 dijo...

Sea como sea lo que escribiste (real o ficticio) me agradó.
Estaré atento a más actualizaciones.

Au revoir

Flor dijo...

Pecas es una perra. No hay con que darle. Porque osea, podes tenerle miedo al compromiso y todo lo que vos quieras,,,pero no te cages en la gente. Esta mina me cae pésimo. Y lo va a seguir haciendoooo!!

Natalia Halloween,,,Cecilia Miel,,,ahora quiero saber más!!


Besos Pablito:)

[ D a n i e l a ] dijo...

Ídem a Flor ! :|
Perra mal la mina...
Huye. Siempre. A la mierda y después vuelve.

Lucía Florencia Richetta dijo...

los apodos para nati y chechu vienen interesantes, igual demas esta decir que todo post es muy interesante

Galán de Barrio dijo...

me gustaría saber dónde diantres está Pecas ahora...

Dolo dijo...

Casi casi, estoy empezando a creer que pecas es Victoria.. o cuanto tiempo más va a pasar??

nat dijo...

odio que me hagas llorar con tus historias tristes. es feo que las relaciones se terminen por cosas que por mas que elegimos nos exceden.

bu.. nada.. me quede maal.

Lara dijo...

Ayyyyy Pabli que triste me quedo hoy!!!
Quizas, Pecas te enseño a soportar las despedidas...
Bah... te las hizo practicar infinitas veces...
Besos...

Cris dijo...

Chus Chus Pecas !!!

Pero... el que se fue sin que lo echen vuelve sin que lo llamen !!!

A que sí...

Beso

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Después de la tormenta llega la calma.
Después del huracán... la "victoria".



Me entristece cómo se manejó la mina. El hecho de que todo sea creer o reventar, lo que eso implica también.

Pero al mismo tiempo me alegra que en realidad lo que es para nosotros llega.
A vos te llegó.

Odio a pecas, odio lo que representa pecas.

Más lo que representa q otra cosa.

Un beso.

Mery Swanson dijo...

Ya no me la banco a Pecas, ojala que no haya vuelto...
Ah! Y tampoco me banco a Eliseo Verón y a todos esos tipos que se fuman un caño y escriben complicados para que los pobres estudiantes que no tenemos memoria lineal suframos cada uno de los segundos de varios finales. Besotessss

Mujer moderna dijo...

Ouch! me dolió...yo no hubiera podido perdonar eso, bah, no sé

Mathew dijo...

QUE HIJ... DE PUT...!!!

no te pudo hacer eso, osea no da!
Me quede sorprendido...No lo esperaba...


En este post juro que la odie.

Saludos y genial como siempre

Floripondia dijo...

mm me hace pensar este post.. en el final.. creo que entiendo algo, o no.. no se!

Maqui dijo...

estoy empezando a caer en la cuenta de cuantas mujeres conociste en tu vida!


jajajajaaja

Mauricio P. Milano dijo...

Bueno me actualicé y me leí todo de corrido. ¡Qué maratón de eventos inesperados! Esto sí que fue un HURACAN. ¿Te das cuenta que lo único que falta es que Pecas vuelva el mismísimo día de tu boda con Victoria? Si le hace honor a su nombre, el Huracán Pecas va a aparecer en el altar. Estoy SEGURO de eso Pablo.

Jules dijo...

Cagate de risa pero me imagine que algo asi iba a pasar!!!

Horrible horrible de nuevo la cortada por telefono! PEcas para con el yo - yo sentimental!

Barbie dijo...

me hacés acordar a mí con las corridas y la hacienda, salvo que tengo un par de años menos... jajaja pero copado, me interesa mucho porque creo que valorás conocer, no sé, alma libre, no? besote

cherry dijo...

hay dios no entiendo nada... se aman se esperan, pero en algun moemento se termino.Como paso eso ?

val dijo...

Uh loco, la piba más vueltera del mundo!

María Belén dijo...

Bastante histérica, como todas!
Lindo blog =D

novoyaterapia dijo...

Y? Volvió? Pero vos ya tenés el amor de tu vida...yo si quiero saber de Victoria!
me caía bien Pecas...
Me gusta tu modo de contar las historias...
Saludos

Eli dijo...

Por Deos Pab a esta hora hablame de cualquier cosa menos de semiótica y de Verón que rindo el jueveees (va, eso lo vi en semio I, ahora toca semio II, pero no importa, es todo lo mismo :P).

No quiero juzgar a nadie, pero la actitud de Pecas no deja de parecerme sumamente egoísta. No se puede pretender tener a "esa persona" al pie del cañón para cuando a uno/a le quede más conveniente.
Todos tenemos un corazón carajo!
¬¬

Me enojé. Me voy a estudiar antropología para mañana u.u

Nena de Risa Facil dijo...

ojala no haya vuelto.

quiero saber de Natalia :)

Julita dijo...

La verdad que esta mina me parece de las que es mejor perder que ganar. Y esa despedida "algún día vuelvo y vamos a estar juntos para siempre"...? Bien para cagarte la vida te dijo eso. Con el teatro a otra lado, nenita.

Ojalá te des cuenta que la gente de ese estilo deja mucho que desear. Y ojalá no vuelva nunca porque la historia realmente no da para más. Si "se aparece el día de la boda" como sugirió alguien más arriba, aparte de parecerme digno de una mina super garca, me parecería re guionado, así que espero que no pase eso :S

mara dijo...

nooooooo
si volvió me muero.
Igual, parece uqe mucho tiempo no perdiste, je =)

Maya dijo...

Pobre corazón! tanta ilusión y desilusión es difícil de aguantar... no importa cuanto uno piense que lo puede controlar o cuanto entienda al otro. A veces hay que cuidarse uno y alejarse d los de "espiritu libre".
Saludos Pablo!